La Marca Internacional y el Sistema de Madrid de OMPI

Agosto 2017


Compartir en las redes sociales
Facebook Twitter Google + LinkedIn


Las marcas internacionales se rigen por el Sistema de Madrid, que es un conglomerado de Tratados Internacionales que armonizan la tramitación de los registros marcarios a nivel global. De esta labor se ocupa la Oficina Mundial de la Propiedad Intelectual, OMPI, organismo creado por Naciones Unidas y con sede en la siempre neutral Suiza. ¿Pero, qué papel juega la internacionalización en las marcas?

Afrontando una era de globalización donde las distancias son cada vez más pequeñas y el acercamiento de culturas y por ende, de mercados, más próximo, la importancia del papel que juegan las marcas en la economía mundial es incuestionable.

Con este escenario es lógico que los países inmersos en una evolutiva externalización miren hacia fuera para crecer y expandir sus activos intangibles.

Una vez más, la OMPI hace una labor encomiable tratando de gestionar ágilmente las marcas a nivel mundial y de acercar su labor a otros países aún no miembros. 

México, Colombia e India se ponen a la cabeza de la vanguardia y firman su adhesión al tratado internacional sobre marcas el “Protocolo de Madrid”, pasando a ser ilustres miembros del selecto club de marcas internacionales, del conocido Unión o Sistema de Madrid.

El Sistema de Madrid, integrado por los tratados Arreglo de Madrid relativo al Registro Internacional de Marcas (14 de Abril de 1891) y Protocolo de Madrid (27 de Junio de 1989), está administrado como hemos comentado por la Oficina de Marcas de Propiedad Intelectual (OMPI) con sede en Ginebra, organismo de Naciones Unidas.

La adhesión permite que una persona física o corporación que tiene un vínculo (por medio de la nacionalidad, el domicilio o un establecimiento real y efectivo) en los países adscritos puede, sobre la base de una solicitud o registro concedido mexicano, obtener un registro internacional que sea efectivo en alguno o todos los países de la Unión de Madrid.

Con ello se evitan las molestias en tiempo y costos del registro unitario de marcas en cada oficina nacional o regional. Se posibilita presentar cualquier trámite, ya sea solicitud, cesión o renovación, con una única petición ante la OMPI, exceptuando la solicitud que deberá hacerse ante la Oficina de la marca base, ya sea la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) o bien la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO).

La OMPI ejerce de unificadora de la tramitación, remitiendo el trámite en cuestión a cada país designado y se obtendrá un registro internacional que goza de los mismos efectos que un registro efectuado ante cada país individualmente. 

Bondades del Sistema de Madrid

A la hora de enfrentarnos con la internacionalización de un portfolio nos encontramos con diferentes vicisitudes debido a las diversas legislaciones marcarias con las que tratamos.

Haciendo uso del Sistema Internacional de Marcas nos beneficiamos de varias ventajas:


-       Unificación de la tramitación: con una única solicitud tramitaremos nuestro pedido de marcas en varios o todos los países miembros de la Unión de Madrid.


-       Mínimas formalidades: no será necesario la presentación de poderes, evitándonos las molestias y gastos de ir al notario, legalizaciones ante Ministerio de Exteriores, Embajadas, Courier, etc. Sólo si se designa Estados Unidos de América se deberá enviar la Declaration of Intention of Use (DIU) firmada por el titular.


-       Costes: al tratarse directamente con la OMPI no es necesaria la intervención de un abogado local, por lo que tendremos ese ahorro en coste. Por otro lado, el abono de los trámites se hace en un solo pago y a través de la OMPI, despreocupándonos de las tasas nacionales. 


-       Publicación: no habrá tasas de publicaciones nacionales, ya que es la propia OMPI quien publica la Marca Internacional en la Gaceta Internacional a la vez que emite el certificado de registro.


-       Previsión: podemos hacer uso de la Calculadora de la OMPI para saber los costes de los trámites en cada país. Aquellos que no estén incluidos tienen la tasa predefinida en el mismo formulario ad hoc.


-       Seguridad Jurídica: cada oficina nacional deberá realizar el examen de fondo de la solicitud de marca en un plazo máximo de 18 meses, por lo que tenemos la certeza que en ese plazo máximo obtendremos una resolución favorable o se habrá incurrido en un motivo de rechazo provisional.


-       Único idioma: Todas las comunicaciones con la OMPI podrán ser en castellano, si bien otros idiomas oficiales son el francés y el inglés.


-       Flexibilidad: La Marca Internacional que designa varios países podrá extenderse a otros de la Unión de Madrid en cualquier momento, denominado Designación Posterior. Se podrán hacer tantas designaciones posteriores necesitemos a lo largo de los años bajo la misma Marca Internacional.


-       Simplificación y unificación: podremos realizar cesiones e inscripciones en un solo acto que afecte a todos o algunos de los países designados.

A todas las ventajas desarrolladas se une el mencionado requisito de la existencia previa de una marca idéntica en la Oficina de Marca Base, y la Marca Internacional dependerá de ella durante los primeros 5 años de registro, un matrimonio indisoluble durante el cual, la marca internacional correrá la misma suerte que la marca base a efectos de posibles nulidades o cancelaciones por falta de uso.

En el caso de que la marca base fuera anulada en ese plazo, exactamente si fuese interpuesta acción en ese plazo aun cuando la resolución fuese posterior, se podrá transformar la Marca Internacional en derechos nacionales en los países designados abonando una tasa, si bien el examen de fondo ya está realizado y el derecho permanece en vigor y conserva la fecha de antigüedad.

El efecto jurídico de los derechos internacionales es el mismo del que gozan marcas nacionales, siendo por ello una ventaja competitiva cara a la internacionalización el haber unificado criterios y poder integrar los procesos.

El expediente único internacional facilita la presentación de los trámites, la racionalización y agilización de los mismos, así como su seguimiento y abaratamiento de costos para el solicitante.

Siempre contando con el asesoramiento de su abogado experto, gracias a CASAS ASIN podrá beneficiarse de este sistema cara a la optimización de su patrimonio marcario.



ACTIVIDAD EN LAS REDES SOCIALES

 

 

 

 

 

 

©2017 Casas Asin S.L. Todos los derechos reservados